Los dominios mueven millones

No cabe ninguna duda que el negocio de las extensiones desplaza millones de euros a nivel mundial todos los años. Ser el primero que registra un dominio es muy económico. Y sucede que por una cantidad media que ronda precisamente los 10 euros, es viable tener un óptimo dominio para más adelante vender por una verdadera millonada (si atrae a otros internautas). La profesión de domainer se ocupa exactamente de la adquisición – venta de dominios, e históricamente han cerrado suculentas operaciones, más que nada los que han comenzado desde un inicio.

Como apunte importante, el pasado año uno de los dominios .es por el que se abonó una más grande cantidad fue lamparas.es, 36.000 euros, que consiguió una compañía con origen en Alemania. Más allá de que pudiesen ser cantidades altas, por supuesto que no lo son si las comparamos con las que se daban hace unos años y menos todavía analizando el mercado en todo el mundo. En 2015 se abonó la sorprendente proporción de 90 millones de USD por el dominio vegas.com, dominio que al registrarlo no llega ni a 10 euros por año.

Hay que tomar en cuenta que no sólo se ponen en venta nombres de compañias ya construídas, sino además otras expresiones que más allá de que en un primer instante no pudiesen tener valor aparente, algún cambio puede ocasionar que se revaloricen de forma exponencial. Otra variable apreciada es que el nombre de dominio sea corto, puesto que uno extenso lo que va a sospechar son más inconvenientes, ya que existe más peligro en el momento de escribirlos.

Es evidente que estos puntos de internet pudiesen ser irreconocible por la gente generalmente, pero además lo es que se le logre sacar bastante beneficio a nivel barato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *