¿Qué diferencia un portal web de un dominio?

¿Qué es un portal de internet?

La homepage de un portal de internet con una barra de navegación.

Un portal de internet es un grupo de páginas similares que están enlazadas unas con otras por medio de un nombre de dominio. Un portal de internet clásico tiene una homepage con una barra de navegación que enlista a otras páginas de internet.

Cada página puede ser útil un objetivo distinto y tener un texto e imágenes o videos únicos. Para lograr verse de forma precisa en un navegador web, los websites tienen que continuar lineamientos nivel de código y composición.

No obstante, varios constructores de websites como Squarespace o FreeLogoServices fueron diseñados pensando en los principiantes. Puedes ajustar tu cibersitio sin ninguna capacidad de interfaz y la interfaz crea el código automáticamente.

¿Qué es un nombre de dominio?

Un nombre de dominio identifica una dirección web.

Un nombre de dominio es una dirección que identifica la localidad exclusiva de tu cibersitio online. Piensa en el nombre de dominio como las advertencias hacia tu sitio. Cuando la gente escriben el nombre en una barra de direcciones, el navegador puede hallar la localidad donde tu sitio fué albergado.

Un nombre de dominio radica en las expresiones que le siguen a “www.” Un sitio con múltiples páginas tiene un subdominio para cada una. Por ejemplo:

  • Dominio primordial del sitio: workoutwithme.com
  • Subdominio para el blog: workoutwithme.com/blog
  • Subdominio para publicación individual del blog: workoutwithme.com/blog/2017/5/15/reasons-to-work-out-with-friends

Mantén una cosa en cabeza — un nombre de dominio registrado puede existir inclusive sin un portal de internet. De hecho, los especuladores compran cientos de nombres de dominio que no están en uso, con la promesa de venderlos a un precio más prominente.

Un sitio no está en directo hasta que el nombre de dominio apunta hacia el cibersitio y el anfitrión. Además es viable tener múltiples dominios que dirigen hacia el mismo sitio.

Puedes ser creativo y escoger el nombre de dominio que desees, mientras que aún esté utilizable. Encuentra un dominio al buscar nombres accesibles en un registro de dominios, como GoDaddy o Namecheap.

> Consejo útil: Prueba nuestra utilidad de búsqueda de dominios para hallar nombres accesibles.

Tienes que abonar una cuota anual para ser dueño de un dominio y actualizar tu registro.

Si tu dominio expira y alguien más lo adquisición, puedes hacerle una oferta para intentar volver a ser su dueño. No obstante, la mayor parte de los comerciantes cobrarán muchísimo más que tu cuota de actualización, puesto que hay una enorme demanda por el dominio.

¿Qué es un dirección de Internet?

¿Recuerdas cómo un portal de internet tiene la posibilidad de tener bastante más de una página bajo el mismo dominio? Cada página requiere una dirección precisa para detectar su localidad en el sitio como un todo. Esto es verdad inclusive cuando el sitio es solo una página. Un Localizador Universal de Elementos (URL), es la dirección completa para cada sitio web.

¿Qué es un anfitrión web?

Los websites parecen sencillos superficialmente, pero están fundamentalmente hechos de datos y directorios de ficheros. Un anfitrión web almacena y trata todos estos ficheros en PCs conocidas como servidores web.

Muchas interfaces de creación de websites venden dominios y hospedaje web, realizando que sea simple para los principiantes hacer un sitio de manera rápida. De otra forma, puedes hallar tu propio proveedor de hospedaje web, lo que se conoce como auto-hospedaje.

WordPress.com y WordPress.org son ejemplos impecables. WordPress.com es una interfaz de blogging que da plantillas y hospedaje para websites. WordPress.org es un programa de maquetado de sitios que puedes bajar gratis.

Pero tienes que pagarle por separado a un anfitrión para conseguir tu cibersitio terminado online. Algunas interfaces de hospedaje web conocidas incluyen:

  • Bluehost
  • HostGator
  • GoDaddy
  • InMotion Hosting

Escoger el hospedaje acertado perjudica el valor, agilidad y seguridad de tu cibersitio. Un anfitrión debe ser creíble, con servidores de respaldo y escasas interrupciones del sitio. No deseas que el cibersitio de tu compañía esté fuera de servicio en instantes impredecibles, ahuyentando a tus usuarios.

Algo más que tienes que tener en cuenta es hospedaje compartido versus dedicado. Con el hospedaje compartido, el proveedor alberga a múltiples sitios en el mismo servidor. Como resultado, cada sitio tiene un ancho de banda con limite, y el dueño recibe un cargo por exceder el límite.

El hospedaje dedicado supone que tu sitio es el exclusivo en el servidor. Los servidores aplicados son superiores para enormes sitios con un prominente volumen de tráfico.

Varios anfitriones web proponen una suscripción por mes o anual, con un porcentaje de descuento por la más reciente alternativa. Algunos únicamente proponen una alternativa anual, lo que puede ser complicado de abonar al inicio con un presupuesto apretado.

Publicando tu sitio terminado

En este momento que tienes todos los básicos bajo la manga, hablemos de cómo se publica online un portal de internet. Siempre que navegas por Internet, los navegadores de internet envían solicitudes de ficheros entre servidores destacables, populares como Sistemas de Nombres de Dominio (DNS).

En tanto que es más simple para los humanos leer expresiones, las PCs establen contacto utilizando números. Los servidores DNS traducen dominios en identificadores numéricos, o direcciones IP. Este complejo trueque asiste para un servidor a validar un sitio y dirección de Internet, y esto pasa en segundos.

Los servidores DNS tienen direcciones IP únicas. Por esa razón es considerable apuntar a tu nombre de dominio hacia los servidores DNS correctos para divulgar tu sitio. Puesto de forma fácil, es una forma de hacerles entender a los servidores dónde vive tu sitio online. Puedes utilizar el mismo nombre de dominio inclusive si te mudas a una interfaz de hospedaje web diferente.

Tu interfaz de hospedaje web puede encargarse de este paso final cuando el proveedor además aloje tu nombre de dominio. Si estás haciendo un trabajo con dos suministradores separados, tu anfitrión web te va a decir qué direcciones IP elegir.

Escalando tu sitio para tus necesidades

Lo destacado sobre hacer un portal de internet son las interminables chances para hacer mejor. Divulgar un sitio servible y limpio es fundamental para crear tu marca.

Simultáneamente, deberías siempre buscar novedosas formas de hacer mejor la vivencia del usuario mientras crece tu compañía. El Internet es un espacio maleable, por eso jamás tienes que quedarte con el sitio con el que empezaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *